Holaaaa

Verso eterno, jamás y siempre

Y recorrí sus labios,

rescatándome de la penuria, sus dulces versos,

encontré la dulzura en las efemérides 

de sus recuerdos.

 

Delicada y misteriosa,

vibrante y silenciosa, 

embriagante orquídea  

eternamente hermosa

 

En el silencio canto, 

en la oscuridad contemplo,

y en la somnolencia deseo

vivir el sueño de encontrarte 

 

Ángel de jubilo, 

ansió el latido del alba,

en la nocturna

desconcertante soledad,

en la que desde las tinieblas 

te perseguiré para amarte  

 

Y aunque no vuelva abrasarte 

las cenizas indescifrables 

de esos sublimes instantes

permanecerán iluminándome y,

permitiéndome amarte,

en mis maravillosos recuerdos.

 

Jamás te olvidare,

jamás te comprenderé;

por siempre te amare.

 

indescriptible, perfecto                                                         

tan hermoso e incomprensible

y como la existencia se erige sobre lo falto,

lo común y lo incorrecto.

 

Impresionante e indudable

Su belleza impecable,

Magnifica e insuperable,

Su impecable excelencia fina y afilada

 

Inimaginable para lo manco,

lo que eclipsa con su hermosa primavera

Y su cabal encanto, correcto e inmejorable 

Se alza en la naturaleza, con majestuoso encanto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.