Ezequiel Hugo Gonzalez

Su egoísmo

 

Cuando estuve al borde de una línea blanca.
De la cual dependio mi humor.
Se olvidaron que estaba sentado a medio metro. 
Y me dio mucha angustia.

Yo siempre fui soldado para sus causas.
Siendo joven.
No me importó .
Incluso cuando estuve equivocado.
Yo estuve ahí.
Y me desangre por eso.

Miro al abismo.
Escribiendo algo.
Tomando una cerveza.
Fumando un cigarro.
Que se consume como mi vida.

Se volvieron crueles y frios.
Y yo no existi.
A pesar de que estuve todo el tiempo ahi.
Hice mi mejor esfuerzo.
Y pensaron que no hice nada.
Nada, nunca es para siempre. 
Y me duele sus indiferencias.
Nunca imaginé tal dolor.

Yo ahora no entiendo esto que pasa.
Sentado al borde de algo que no existe.
Me aferro a lo que duele para seguir existiendo.
Porque, nena, tengo miedo de morir.
Pero igual voy a hacerlo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.