Pyck05

SILENCIOSA, LA LUNA...

Silenciosa, la luna,
en la noche soñaba,
y surcaban los cielos
las estrellas lejanas,
pero abajo, en la tierra
una sombra llegaba
ocultando su nombre
de una forma insensata,
era un manto de bruja
que extendía sus alas
por caminos y bosques
de robledos y hayas,
y encontró junto al río
una hermosa cigarra
que cantaba a los elfos
y también a las hadas...

Silenciosa, la noche,
con la luna buscaba
ese canto precioso
con el río y el agua,
y es que el bosque, de noche,
tiene un poco de magia,
y si un río le cruza
te devuelve a la infancia,
a ese tiempo dorado
donde sobran palabras
y tan solo se vive
en directo y sin pausa,
se celebran abrazos,
se comparte la gracia
de sentir los latidos
de la vida que pasa...

"...Hoy le pido a la luna,
con su cara de plata,
que me entregue esta noche
el silencio del alma..."

Rafael Sánchez Ortega ©
27/06/18

Comentarios1

  • Ligia Deroy

    Hermoso inspiración nos ofreces de la fiel compañera de los amantes
    en noches de plenilunio, gracias por compartir.

    Mis saludos sinceros.

    • Pyck05

      Gracias Ligia.
      Un saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.