Xabier Abando

Contigo a mi lado



            

En lúdica postura, acurrucada,

a mi lado recostada,

contemplo tu figura, ensimismado,

y en ti observo, impresionado,

 

la hermosa arquitectura que conforma

tu anatomía a la norma.

De tus pies, con primura cincelados,

tan justamente alabados,

 

a la airosa figura de tu testa

de belleza manifiesta,

tus rasgos configuran un tratado

de hermosura y, bien pensado,

 

a fundar la sospecha colaboran

de que los dioses te adoran,

te elevan a la altura de una diosa,

como otra Venus, hermosa.

 

Para dar cobertura a tu cabeza

con exótica belleza,

flamígero fulgura un pelo liso,

color dorado cobrizo.

 

Bajo la noche oscura de tus ojos

luce en suaves tonos rojos

esa fruta madura de tu boca,

que dulcemente provoca.

 

Tu blanca dentadura es, si sonríes,

de perlas entre rubíes.

En tu linda estructura, absorto, admiro

todo aquello cuanto miro:

 

Tus manos, de finura insuperable,

de una elegancia admirable,

la artística escultura de tus brazos

de maravillosos trazos,

 

la exquisita factura de tus hombros

de refinado contorno,

la leve curvatura de tu cuello,

en la orla de tu cabello,

 

la mórbida tersura de tus senos,

tan tentadores, morenos.

Preludia tu cintura estilizada, 

graciosamente entallada,

 

la canónica anchura de cadera

de una mujer de bandera.

Completan tu hermosura estructural,

como don providencial,       

 

tus piernas de largura calculada,

de proporción ajustada,

que, en esa breve apertura de su arco,

ponen magnífico marco

 

al vano que conduce a un introverso

e inexplorado universo.

Es tu anatomía un compendio de arte

y es obligado admirarte.

 

Arrasa mi cordura el pensamiento

y me apena el sentimiento

de no poder llegar a enamorarte,

de que, pese a desearte,

 

tratar de conquistarte, es vano empeño.

Sospecho que todo es sueño,

y, preso de amargura y desconcierto,

angustiado me despierto.

 

© Xabier Abando, 14/08/2016

Ver métrica de este poema

Comentarios5

  • C. Eduardo Barrios (Ex-Toki)

    Soñada timidez.
    Un abrazo grande poeta

    • Xabier Abando

      Los sueños sueños son.
      Otro abrazo, Tokki

    • Jorge Horacio Richino

      Qué hermoso sueño has concebido!!
      Me alegra que tengas sueños tan agradables que permitan encontrarte con una mujer tan perfecta como la detallada en tu magnífico poema!!
      Como siempre es un placer leer tus obras, tan bien elaboradas y con la magia de tus delicadas metáforas!!
      Me encantaron estos versos, como así también la apropiada melodía con la cual los acompañas!
      Un enorme abrazo, querido amigo!!!

      • Xabier Abando

        Muchas gracias, querido Jorge, por tus elogiosos comentarios. En sueños todo puede suceder, pesadillas o, cómo en este caso, maravillas.
        En cuanto a la melodía, solo puedo decir que Jeff Lynne es un genio y que esta canción es una pura maravilla.
        Un gran abrazo, Jorge.
        Xabier

      • Flor de otoño

        Oh! bellísimos versos.Preciosa descripción que le haces a tan bella dama que parece perfecta,tal y como la describes.Me encantó, me lo apunto, otro más para mí colección.Un abrazo.

        FLOR DE OTOÑO

        • Xabier Abando

          Muchas gracias por tus estimulantes comentarios. La culpa la tienen los bellísimos sueños en que aparece una hermosa dama.
          Un fuerte abrazo.
          Xabier

        • Ma. Gloria Carreón Zapata.

          Bella descripción de la mujer amada estimado autor, mis felicitaciones, un lujo la lectura de su maravillosa obra poética. Un cordial saludo.

          • Xabier Abando

            Muchas gracias, amiga Gloria. Me alegro de que así te lo parezca. Gusto encontrarte de nuevo por mis lares, tras una ausencia bastante prolongada por mi parte, al tiempo que lamento la tuya que creo que será más larga.
            Gracias de nuevo y saludos cordiales
            Xabier

          • pfleta

            Este poema es bella escultura de poesía, esculpida con delicadeza, tacto y mucho sentimiento, amigo Abando.
            Abrazo.
            Pau.
            Vuelvo de nuevo, después de una pausa.

            • Xabier Abando

              Muchas gracias, amigo Pau. Me alegro de emcontrarte de nuevo por aquí, tras de tu pausa y la mía.
              Un abrazo
              Xabier



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.