Balague

NADA LE DEBO A LA VIDA (Lamentos de un corazón atormentado )

Nada le debo a la vida.

Nada le debo a Dios.

Dios no se portó conmigo

como se portó con vos.

La vida me dio amarguras,

amarguras de traición.

El día que yo me muera

me iré de este mundo atroz

sin dejar ni una huella,

sin conceder un perdón.

 

Barcelona 23 junio 2018



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.