TRINIDAD PINAZO

SAQUEMOS LOS TRAPOS LIMPIOS

 

Hablemos claro:

Tú no soportas franqueza descarnada,
desnuda, incuestionable,
esa que no respeta autoridad ni formas,
porque no atiende a normas
ni sabe ser amable.

Prefieres a verdad despiadada
mentira piadosa,
volver la mirada hacia el rincón confortable
en el que estás instalada,
donde te has fabricado realidad soportable,
falaz, pero aceptable.

Y a mí, descarada, insolente,
que me atrevo a airear la mezquindad de frente
y la certeza pura de lo evidente,
me quieres silenciar,

pero digo que no:
que no me pliego a ese disfraz prudente,

que por unas monedas de trato cordial
no vendo mi libertad.

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Hola Trinidad, Que maravllosa forma de describirlo, y tan poeticamente encarado !!, aplaudo desde lo mas profundo, tu posicion, ante la comodidad de la aceptacion de la mentira, ante ese conformismo, permisivo, que significa, cooparticipar asintiendo,..., y esto, sucede en todos los terrenos...., Estos son la clase de seres que solo pasan por la vida, egoistamente ....
    Me encanto tu reflexion, y la comparto.-
    Te dejo un cariñoso saludo.-

    • TRINIDAD PINAZO

      Estimada Ana Maria:
      Siempre es más cómodo acomodarse. De ahí el verbo. Pero a veces no queda más remedio moral que hablar.
      Decía el director de cine griego Yannis Youlountas, transformando el cartesiano "pienso luego existo", "lucho, luego existo". Ante lo injusto y lo incierto es justo rebelarse. Al menos, yo lo creo así.
      Un abrazo lleno de agradecimiento por tus cariñosas palabras.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.