Bolívar Delgado Arce

FUE UN PLACER CONOCERLES

 A Ustedes,

mismo a Ustedes,

los apellidos catedrales,

a Ustedes los ungidos

que se drogan con las emanaciones

de los sobacos de Dios,

a Ustedes los dueños del país

y de los capitales.

A Ustedes los políticos,

los comerciantes prósperos,

los ganadores,

los águilas de empresa, los mayúsculos,

los intocables, los pesados.

A Ustedes los privilegiados,

los acomodaticios,

"los 5 estrellas",

los "gente de clase",

los hábiles para arrastrarse

en pos de alguna ganga.

A Ustedes los artífices

de las grandes fortunas.

Nosotros los torpes

que solo fuimos artífices de la banca rota,

los pelagatos,

los buenos para nada,

los envidiosos, los réprobos, los malos

los inútiles para la compra y venta,

los condenados en vida,

los apocados

que nunca tuvimos amigos influyentes,

ni compadres,

los que sufrimos de vómitos incoercibles

frente a los gobernantes,

los que nacimos sin agallas,

los que escarbamos debajo de las cosas.

A Uds. los mimados de la Divina Providencia

los que vamos a morir les escupimos.

 

                                               Euler Granda

                                         



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.