argantonio

La historia desconocida

Si envídio al apátrida sin rumbo fijo

porque sabe que algún día llegará a una tierra

donde será bienvenido sin virgen ni crucifijo

y entrará por una puerta que nunca cierra.

 

De la tierra somos vecinos, no propietarios

a veces nos peleamos en guerras sin sentido

olvidamos que no somos ricos, sino proletarios

y que debemos amarnos hasta el último latido.

 

Cuando un navío atráca en tierra desconocida

porque una extraña enfermedad afecta a los marineros

no sabían que aquellos indios les salvarían la vida

curándoles con hierbas , venciendo el escorbuto serían los primeros.

 

Tras las elaboradas vidrieras del templo

hay una historia de robos y saquéos

la construcción de grandes catedrales son un ejemplo

de que fueron obras de rapiña y grandes ateos.

Comentarios2

  • Luis Guevara

    "De la tierra somos vecinos, no propietarios". Saludos

  • argantonio

    Los marineros enfermos padecían del escorbuto y sus salvadores eran desconocidos indios de la costa californiana. Eran mucho más humanos que míster Trump



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.