Rayo Yording

A Jairo Zeledón

 

El día es alegre,
Alegre la risa vespertina,
Del sur el viento inclina
La mano poderosa amiga.
Y qué mas afiable
Que un buen apretón de mano
Con ademán perdurable,
Gracia y virtud de hermano-,
¡Compañero, raza, género, castigo
Aquel que quiera llamarse
Como tú me llamas: amigo...!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.