Nacho Rey

LA LUZ DE AYER

  La luz de ayer era blanca pura,

con hojas verdes que el viento besaba.

Y es sabido que el tiempo de criatura

pasa al hombre pesado que rezaba.

 

 Todo aquel cielo azul de lisura,

pasó a un cielo negro que pesaba.

Toda sociedad dormida,tortura,

todo lo malo dura y lo bueno acaba.

 

 Cuando eres inocente,no hay altura,

pero ya mayor el vértigo el tiempo mataba.

Si el río es cristalino,todo lo cura,

 

 pero llegado el Hombre con tierra lo cava,

y desenterrado el Mal sólo queda usura:

¿vencerá el Bien y el Mal será esclava?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.