Joseponce1978

Refugiados

En pos de la salvación se dirigen,

arrastrando por explanadas de huesos,

las sombras de los que escapan ilesos

del horror de sus infiernos de origen.

 

Cruzando ondas expansivas que infligen

contrariedad en mutilados besos,

desertan, sin mirar hacia atrás, esos

viajeros cuya dirección no eligen.

 

Hundidas en el polvo del camino

avanzan sus sandalias y esperanzas

mientras el chacal les sigue el rastro.

 

Con rechazo les espera un destino

casi tan hostil como las matanzas

gravadas en sus ojos de alabastro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.