José Adolfo Fernando

Avalanchas

 

Los rincones grises

Aquéllos: nodulares!

Aquéllos,

Aquéllos

Los más estrictamente sutiles

los que me cantan con tu voz distante

Cantas y entonas, pero

dónde buscaré tus vestigios?

Dónde tus senos erguidos buscando?

Dónde tu lecho de luna?

 

Ciertamente te escucho trovar,

              mis instintos se vuelcan

gota a gota sobre mis manos cuando

tu mirada transforma el verso

 

Entonces,

ya no hay versos, ya no hay líneas ni caos

solo un vapor de nieve retratada en mi ventana

 

 

Comentarios1

  • Melba Reyes A.

    "Entonces,

    ya no hay versos, ya no hay líneas ni caos

    solo un vapor de nieve retratada en mi ventana"

    Bonitos, aunque tristes, versos. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.