argantonio

El baile

Había zapateado`por todas partes

Lo que no decía con palabras

Lo explicaba con bromas macabras

Que para él eran las mejores artes.

 

El bailaór se expresa con los piés

Desde que era un callado chiquillo

Se oía el suave ruido como un grillo

Bailando, solo bailando, nunca dió un traspié.

 

Para él y ella la guitarra y la voz eran su compañía

El mundo entero les parecía pequeño

Para ellos en su público había un rico y un pedigüeño

Para todos era la universal alegría.

 

El baile es manera elegante de andar

En mi ciudad vivió Enrique el Cojo

Fue maestro en el baile, no dudo escojo

Aquella o aquel me enseñaron el arte de bailar.

 

 

Comentarios1

  • argantonio

    Siento una envidia sana de aquellos que bailan por muy duras que sean las circunstancias, saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.