Mishelle Marina

Sol de tormenta

Como se libera esa supernova,

como ríe, como escribe

su energía mientras llora.

Se desata cuando ahulla

mirando a la luna como loba,

cayendo al precipicio una vez más,

disfrutando la caída, rebelde y campeona.

Atalanta, mi leona,

Está cansada de las heridas,

Solo siente, no razona,

me cuenta sus miedos y derrotas,

le vienen las musas, reflexiona,

escribe un poema, una prosa,

me lo enseña riéndose

con su sonrisa burlona.

Atalanta, mi leona.

Se pierde en sí misma cada noche

cuando mira arriba y se emociona,

cuando mira al espejo

que una vez más la decepciona.

Cuando muere en cada página

y de sangre se hace su corona.

 

Atalanta, mi leona.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.