VICTOR SANTA ROSA

SILBANDO.

 

                SILBANDO.

 

Entre silencios de noche serena,

un silbo de pena, ansia y amores,

trova: Dicha, ternura o dolores,

quizá a su  amada o a mujer ajena.

 

Rasga sombras espesas. Oscuras,

cuál triste letanía en rogatoria

y estremece la noche con premura,

como alma redimida de averno a Gloria.

 

Indescifrable sonata de profanos labios,

incitando a noche de pasión y desvarío;

Dulces instantes efímeros en un desvío,

pero larga cosecha de amargos  resabios.

 

Y entre silencios de la noche serena

y visos de alba que inexorable llega,

ese silbido como alma en pena,

se va por el bosque que trasiega.

 

El nocturnal viento también silbó,

diseminando su briza acariciante

y en su silbido también se llevó,

hechizos de una noche fascinante.

 

Autor: Víctor A. Arana

(VÍCTOR SANTA ROSA)

Junio 15 del 2018.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.