Joseponce1978

Nunca es tarde

A tiempo estás de apartar los cascotes

procedentes de la equivocación

y construir con ellos la reacción

sobre la cual, rectificando flotes.

 

Si has cometido un fallo, no te azotes

y lánzate en busca del mal menor.

Si ves que zozobra tu embarcación,

aférrate a cualquiera de sus botes.

 

No hay mal instante para reiniciar

el propósito que hayas aparcado.

No conoce ultimátum la esperanza.

 

La solución nace antes del final

y muere en el intento abandonado

al fondo de la terca desconfianza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.