Patricia Aguilar

Mientras dormías...

Mientras dormías:

Mientras dormías, mis ojos no dejaban de mirarte, y yo pensaba ¿ Cuándo comencé a quererte tanto?
Para estar así, perdida entre mis sábanas, buscando respuestas, a las incógnitas que seguramente ya conocía.
Y ahí estabas, desnudo...
Al descubierto, como un libro sin pasta al que yo quería leer.
Y comencé lento, a conocer tu historia, tus miedos, tus deseos, pero te mentiría si te digo que fué fácil, me tomó tiempo apreciar la literatura que significas.
Al final y sin darme cuenta, terminé enamorada, de cada punto y coma, de cada pregunta y cada respuesta.
Y qué crees? No quiero dejar de leerte, así como no quiero dejar de verte dormir y seguirme preguntando ¿ Qué sueñas? ¿Me quieres?.
Los poetas siempre escriben sobre lo bellas que se ven las mujeres al dormir.
Pero yo escribo sobre ti, y me enamoran tus quejidos, tus ronquidos, tus murmullos.
Quisiera que te veas como mis ojos te ven, créeme que estarías encantado.
En fín, en el desvelo de una noche entendí mejor lo que significas para mi.
Tengo tantas cosas que decirte, pero mejor esperaré a que despiertes para demostrártelo.
Pues ya sabes lo que dicen, la persona que siente mucho, habla poco...
TE AMO

Comentarios1

  • Hugo Emilio Ocanto

    Muy bello tu sentir de amar, poetisa.
    Placer leer.
    Mi saludo, mi amistad.
    Cuando quieras visitar, aquí estoy.
    Saludos.
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.