Lore Cruz

ÁMAME

Ámame diez segundos,
mejor media hora,
porque no un día entero,
dos noches continuas,
una semana tal vez.
Un mes será poco,
un año no será suficiente.
Amarme durante una década
será una Epifanía.
Has algo épico,
ámame un siglo
que un milenio estará a tu alcance.
En tanto me amas,
coseré tus heridas,
cuidaré tu alma,
amaré tus rincones,
los más oscuros,
los más tenebrosos,
de los que huyes
que inquietan tu mente, provocando dudas.

Te elogiaré en el alba estremeciendo tu piel,
en los ocasos seremos un alma,
una sola danza,
un solo sueño,
un solo sendero,
tu paso y el mío a la vez.
Deshelemos con ligero temblor
esa soledad que hoy nos abate.
Haré de mi blusa tu abrigo,
has tus acordes mi ilusión.
Seamos una vida,
un mismo techo,
la misma mesa,
el mismo café.
Amándonos durante un milenio
y un par de días más,
los segundos serán un vano recuerdo
de dos locos incurables
que solo quisieron amarse por la eternidad

Lore Cruz
Madrigal de Luna
©copyright - Colombia-2018

Comentarios3

  • Jorge Horacio Richino

    Hermoso poema para un amor infinito!!
    Qué bello es saber que alguien pueda pedir ser amado de esa manera y que a su vez entregue tanto amor, ya que no se suele ver frecuentemente!
    Por coincidencia pura, no por que nos hayamos copiado uno del otro, casualmente en nuestros poemas de hoy (Editado el mio, siete minutos después que el tuyo), los dos hablamos de "dos locos" en nuestras últimas y respectivas estrofas!
    Como si nos hubiésemos puesto de acuerdo!! Jajaja!!
    Me encantaron tus amorosas letras!!
    Aplausos por ellas y un cálido e inmenso abrazo!!!

  • Ingrid Zetterberg B.

    ¡Qué belleza de poema! Lore....te felicito...me encanta como vas formando los versos, los vas tejiendo con amor....

    En tanto me amas,
    coseré tus heridas,
    cuidaré tu alma,
    amaré tus rincones,

    Felicito tu inspiración y te dejo mi cordial saludo.

  • 2punto0

    Entonces a nuestras espaldas la sombra tuya y la sombra mía dibujaran una sola silueta, como tus labios y los míos,
    Como el sabor de tu boca y mi boca será un solo nuevo sabor,
    sombras y soles; en estadios o cubiertos por las paredes que
    guardaran nuestros secretos en los los siglos venideros, los gemidos, el placer, el dolor, la risa, y las lagrimas, así como hoy este poema tuyo y todo aquello que en mil años aprendamos a compartir.


    Hermoso Lore, perdona pero siempre que te leo aparece una musa que susurra en mi oído tu nombre y unos versos

    Un beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.