ProsayVerso2015

Haikus



En el fulgor del cielo manso

encuentro la luz de tu mirada azul.

 

Casi tan suave y bello,

como la burbuja del sol en tu cabello

de espuma.

 

Frescura como la de la  cumbre de la nívea

montaña, camino tu senda blanca...

 

El fuego varonil de tus ojos

enciende mi cuerpo y

estalla mi Primavera exacta.

 

Indeleble espuma de sol,

las hebras gloriosas de tu cabello manso.

 

Cisne, amado,

reverbero los estallidos de fuego

de tu ardorosa alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.