Christian Espinoza

Entre la Nada y Yo

 

Mi Mirar dirigido hacia la nada,

Donde solo esta mi yo,

Ella me suspira ¡désnudate!

Y mi cuerpo obedece a su orden.

 

Ahora somos la nada y yo,

Siento el frío abrazar mi cuerpo,

Mi esencia despierta a su tacto,

Ahora somos nosotros tres,

La nada, el frío y mi yo.

 

¿Qué soy? Le pregunto.

¿Qué hago aquí? Vuelvo a preguntar.

¿A dónde me dirijo? Insisto,

Sin respuesta avanzo,

La nada conmigo, y sin mí ella,

Ella en todo y a la vez en nada.

Me entrego sin límites, me entrego a la nada,

Mi cuerpo tiembla a cada paso,

¿Y ahora?

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.