Fimer

5 Frutillas derraman 5 dedos; desde una taza...

 

La noche cae

sobre nuestras casas.

En descocido margen siluetas fugaces

se diluyen en vuelo.

La luna se pasea sin saber donde ir

cambio su cara,

La luna.

su verdadero rostro,

campo de hueso astillado. (antártico)

 

La noche

cae,

con la luna empozada derramándose,

 alimentándonos la agitación,

a contra peso del olvido,

quizás,  espero,

yo no sé,

pero te digo,

Cuando las hojas caídas se pudran

Y las uvas de la cosecha fermenten.

Antes,

Del fin del invierno;

Nos levantaremos!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.