llajan

Nuestros Silencios

Adoro las tardes en las que hablamos en silencio,

las patas de gallo salen de tanto vivir este tiempo,

nuestros colores favoritos siempre fueron nuestros besos,

siempre que tuve frío fuiste mi abrigo eterno.

 

Te quise más que a nada en el cielo y en él  infierno,

hay historias de amor y el nuestro de tanto amar estuvo casi enfermo.

 

Soldado de tus ojos siempre en la retaguardia,

 nunca necesite oxígeno solo tu agua,

agua de tu cuerpo fresca como riachuelo,

siempre muero de sed cuando no te veo.

Hay olas de mar disfrazadas de deseo ,

tus olas siempre grandes recorren mi cuerpo,

desde que éramos solo fuentes sabemos que queremos,

acompañarnos en este baño de agua de nuestros cuerpos.

 

La brisa de tu caricias siempre son deseo,

desde el primer día pegados como a fuego,

con mirarnos nos decimos "te quiero",

jamás necesitamos hablar para expresar lo que hay dentro.

 

El ajedrez de tu alma en ocasiones me despista,

pero si juego contigo es para ganar la partida,

hay personas que jamás se mojan,

ni de fuentes , ni de olas  ,ni de agua de caricias.

 

Capitán de tus piernas quiero seguir siendo,

pirata de tu pecho siempre en mis sueños ,

como vivimos hasta ahora quiero seguir viviendo.

 

Teniendo de testigo siempre a la luna sobre mi techo,

en el mundo en el que vivo siempre tu eres el centro,

quiero que sepas que si no te tengo muero.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.