pablo beltran

sin título

Siendo aún etéreo

entre la divergencia tropical

y contemplando aquellas letras

que en espacio dicen voladoras

renace en mi desvencijada piel

el cálido beso de tu alma

postrer felicidad

que entre noches y días es sustento.

 

Siendo aún mortal

a sabiendas que ya recalco poco

y escuchando apreciados ecos

que flotan en las brisas primaveras

alude en mis quebradizos huesos

la tierna frase de tus labios

música celeste

que en horas nórdicas es embeleso.

 

Siendo aún trivial

entre el velo y la luz del atardecer

notando el vaivén del navío

que hace ritmo con las olas del mar

evoco en mi desencajada mirada

tus rizos sobre el desnudo cuerpo

Amor perfecto

que en agonía me vuelve tierno.

 

Siendo ya moribundo

entendiendo mi último suspiro

siento el paso de la nada

victoriosa en la médula del cuerpo

es alegría en la ansiosa muerte

Mujer mía

que en el alma y en eternidad te llevo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.