alejandro fozar

LIX. Cristal nublado

 

Lluvia hoy pareces un exilio del alma,

otro amor que se pierde en otra esquina.

lluvia, en olvidados espejos sin calma

mi último resplandor, tu oscuridad de mina.

 

Me llevas al pasado por veredas de barrio,

dejame probar cuánto hay de alcohol y agua.

lluvia, palomas se refugian en los campanarios

hasta que el estruendo despliegue sus enaguas.

 

Lluvia mis sueños se sepultan en tus barros,

y el corazón a la deriva por cunetas de arrabal.

lluvia, en mi lagrimal se afirma el sarro

y se confunden los bordes del brocal.

 

Lluvia, la quise hasta que en Abril nació el verano,

Farolas miran en los charcos su deforme soledad.

brillan en otro lado orquídeas de pantano

y estatuas frías de alcoholica humedad.

 

Su nombre lo inscribí en un cristal nublado,

con las lunas que no veré en Everness.

Correrá por su cara rímel enjuagado?

Lluvia! ya naufragan mis noches de kermés.

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Muy,muy bueno !!,el arrabal, el barrio, y la mina en el recuerdo, dieron a tu lluvia, un poema acabado esplendidamente, me encanto !, un abrazo muy porteƱo.-

  • alejandro fozar

    Bueno Gracias,
    Me sonrojo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.