raul gustavo

TE VI


Te vi ese día de primavera soleado y bello,
no esperaba hacerlo, fueron años de olvido con dolor, estabas como la última vez que te besé, como si el tiempo no te hiciera mella, joven, hermosa, y sensual como siempre. Se que me miraste, y sabes que te miré, y al cruzarse nuestras miradas, los dos supimos exactamente que pensamiento mutuo ingresó a nuestro cerebro, nos conocemos demasiado, a tal punto, como si seríamos una persona, y por ese mismo motivo se muy bien cómo me miraste, de esa única forma tan tuya de querer que te ame nuevamente. Y regresa a mi memoria, como te miré esa noche de primavera y te rogué, imploré que no me dejes, y sin motivo no me diste una oportunidad y regreso al presente y supiste al observar mi mirada, que ya no te amo.
RAÚL GUSTAVO


te vi y ese día no lo olvido
ese día en que te vi se aclaro hasta mi piel
te vi y ya no dejo de verte
de pensarte y se sentirte
pero hoy de vuelta te vi,
mi corazón cayo de la emoción
cansado de la soledad
sana cuando esta a tu lado


Te vi amor,
y callé el dolor,
cuando al irte dejaste,
porque no me amaste,
lo que debiste de amar,
a un corazón que sin razón,
sólo quería entregar el alma,
pero, callé y quise amarte...
Zoraya (Emy5)


Y la ilusión acaparó mis ojos,
Y quise ser el hombre que antes era,
Pero a ese amor lo consumió la hoguera,
Y del nosotros quedan solo reflejos.
Así me alejaré amor, de tu mirada
mientras tu lágrimas resbalen
Culpando a aquella decisión tomada
Pudiendo haber sido todo,
que ahora seamos nada.
Y es que al vernos comprendimos
que aunque nos oprima el pecho
del amor que un día sentimos
queda ahora, un solo eco.


Te vi caminando sola
recorde el toque de tus manos en las mias,
me dieron ganas de seguirte pero no pude con
la melancolia que sentia.
Es preferible, que cada uno continue su camino
y no remover todo eso que por dentro se nos agita
que si podemos ser felices quede en un misterio
preferible, antes de despedirnos nuevamente crando
otra herida, en otra despedida.


Te vi
Y quise decirte que te sigo amando
Que desde que no estás no vuelvo a ver un dia soleado
Y te vi, y te dejé ir
Porque mi corazón no soporta no tenerte y seguirte mirando
Te vi, y te veo en cada sueño
Y duele, duele saber que no te tengo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.