Kleber Exkart

Bardo Apocalíptico

Me resisto hacer el

romántico empedernido.

No me situó en el

paralelo de los alelados;

lo mío es tomar el

amor a sangre y fuego

por eso no te llevaría flores

para torcer tu cuello de cisne.

 

Te pondría bridas

si fuera necesario

para cabalgar tu cintura

de diosa venusiana.

Pero no. No sería el

bardo apocalíptico

que escriba versos

mutantes a tu espíritu

que indómito se resiste a escribir

mi nombre en tu piel rosácea.

 

Y como se que el viento

lleva tu aroma de mujer tiempo,

de mujer gaviota, de mujer sexo;

me recreo en tu delirante mirada

para soslayar el olvido.

 

Paseo mi sombra sobre

la conspicua vertiente de tus ojos

que fraguan la sal del mar,

y zalameros como perros adormecidos

tiritan en el frio veraniego

buscando abrigo en los brazos

caídos de los albores saturnales

y los calores de la tierra de fuego.

 

Se que me quieres

rendido a tus pies

atado a la madreselva

de las hebras de tus cabellos.

 

Que me quieres prisionero

de tu corazón de Juana de Arco

de tu talle de barca errante

que dieras las perlas

de tus ojos porque fuera tu amante.

Aun así resistes a mis

besos ardientes que destilan

vino embriagador como

si fueras la flor de loto en extinción.

 

Comentarios1

  • Amalia Lateano


    Hay que vivir, mientras se està vivo. Aùn en defensa propia.

    Un abrazo.

    • Kleber Exkart

      Amalia agradecido por su comentario.Vivir sin haber vivido y vivido sin vivir parecería un juego de palabras pero para muchos resulta ser el juego de la vida. Igualmente un abrazo en la distancia.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.