Carled

Poema del arruyo entristecido

Es tu alma un candil,

iluminado por sombras

Pero también es tu caricia un puente

que cruza los límites de la noche.

Y en un arruyo entristecido,

varado dejas al corazón en orfandad.

 

Amor, que es más ardor y yaga

Amor que es con espinas que me coronas

Amor que me ofreces el vinagre por vino

Amor que me ofreces el beso que traiciona

Amor que me niegas tres veces,

Amor que te lavas las manos entre la multitud

y me tomas por ladrón.

 

Siento en las palmas de tus manos

el frío del que olvida y el puño del opresor.

Mas veo en tus ojos la plegaria del deseo

el volcán que alguna vez nos cobijo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.