Josefina 46

EN LIBERTAD

Deja el pensamiento libre

que fluya al viento sin ataduras,

esas que causan podredumbre

tristezas y amarguras.

 

Que remonte a las alturas

en busca de lo espiritual

del Dios que a sus criaturas

las acompaña puntual..

 

Deja los ojos de luz llenar

del sol nacido en la mañana,

y la lluvia el rostro refrescar

purificadora del alma.

 

Contemplar un bello atardecer

sin sufrimiento ni mordazas,

esperando llegar el amanecer

y recobrar las esperanzas.

 

Deja el pecho expandirse

en el más hondo de los suspiro,

para dulcemente inspirarse

en el versar más sentido.

 

Caminar paso a paso

y de naturaleza henchido,

bajo un cielo vestido de raso

y de nubes negras barrido.

 

Deja el pensamiento en libertad

no te tortures, no mires atrás,

aprende de la adversidad

y se feliz una vez más.

 

Fina



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.