Raudel Ravelo

Atribución

Competían la flor y la dama

por la belleza del mundo.

Lanza un suspiro profundo

la flor y espera la mañana,

esconde su fin la dama

¡en la noche está su triunfo!

Comentarios1

  • TRINIDAD PINAZO

    Sencillo y hermoso. Enhorabuena



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.