Benny Armas

Maria

Dios dijo hágase la luz

y la luz se hizo fuerte

ella protegió a Jesús

lo acurruco entre su vientre

maría la de belén

sin pecado original

de amor ella es un caudal

bella flor en el vergel

 

Primer farol de esperanza

que con su dolor y llanto

nos enseñó a amarle tanto

nos bañó con su confianza

mujer de vientre bendito

donde el hombre vio la luz

unigénito, erudito

que por mi murió en la cruz

 

Faros de muchos colores

razas credo y religión

brillan en los corazones

cual la mayor bendición

dios asertivo y triunfante

el planto allá en el edén

un corazón palpitante

en cuerpo de una mujer

 

Fue mi madre aquella luz

que ilumino cada paso

ella tuvo la virtud

de brindarme su regazo

de ella obtuve mi enseñanza

pues moldeo así mi ser

fue mi farol de esperanza

sin duda una gran mujer.

 

Autor: Benny Armas.

 

Comentarios1

  • Ma. Gloria Carreón Zapata.

    Que hermoso homenaje a la madre de nuestro amado salvador. Un gusto disfrutar de la lectura, bendito sea nuestro señor Jesucristo por los siglos de los siglos, amén. Un bendecido día.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.