Rivaldo Viesca

Ebrios De La Suerte

¡Cómo todos los varones

fingen!,

¿qué desean,que pretenden?

Cuando hay boca la afligen,

pero cuando no la hay la

venden. 

Saben más de lo que dicen.

Dicen más de lo que entienden.

 

¡Los mató la vida!y ,

revivió la muerte.

Hombres de mentira,

ebrios de la suerte.

Comentarios1

  • J.Nuñez

    ¡Magnífico!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.