Iván Taylor

Soy

No soy canción
apenas la garganta áspera que a penas
la sigue, tropezando
como mis pies a voz, la voz que va a pie
siguiendo tu vuelo,
mis dedos ansiosos y torpes
de vos canción.

No soy luz
tan sólo un alma que brilla
y desaparece, brilla en las sombras opacas del cuerpo
y desaparece, tan solo estoy
buscando tus olas, igual que un faro
siguiendo tu mangata, vos
luz en la panza del mar.

No soy viento
¡siquiera en suspiros, en soplos lo fuera!
a veces el vacío que hace que quieras venir hasta mí
un remolino de palabras y muecas
de gestos que intentan
llenarte las velas y la boca y el pecho, hacerte subir
como sube tu palma a mi palma
mientras caminamos

No soy cuerpo tampoco
tan poco soy, antojo de huesos y carnes
espectáculo biológico que deambula enorbitado en preguntas
como un satélite de sal y agua y dudas
sediento de vos, vos agua
grito ubicuo que viaja creciendo bajo mi piel en ondas
excéntrica y fugaz
como un golpe en el agua

No me aqueja
no ser, no es mi queja vagabunda la que escribe
es la certeza de saber
que soy un poco más de lo que ves
cuando te veo
un charco de amor que insulta la tierra yerta
una ventana abierta con pestañas
un corazón que desconoce su tamaño
y le declara la guerra a las grandezas que te persiguen
un corazón
como una luz
que se enciende en el mundo
antes que tu despertador
y te nombra
y te llama

y te llama

y es la luz
una llama
que te nombra
y se enciende.-

 

 

 

 

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Cuánto amor destilan tus versos.
    Muy buenos
    Saludos
    Amalia

    • Iván Taylor

      Te iba a decir que estoy enamorado hasta... ¿pero hasta dónde, o hasta cuando, o hasta qué uno se puede enamorar?



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.