Erick Ludeña

AFLICCIÓN

A veces la vida es tan injusta,

muy confundida tengo la mente,

esta sensación para nada me gusta,

quizás no haya dado lo suficiente;

lloro de impotencia y dolor,

por haber perdido el amor,

siento una honda aflicción,

que destroza a mi corazón;

deberé ser demasiado valiente

y luchar contra la corriente,

más nada podrá evitar,

que yo te deje de amar;

juré hacerlo por siempre,

de enero a diciembre,

todos los meses, todos los años,

sin mentiras, sin engaños;

te esperaré tesoro mío,

en el invierno o el estío,

en el día o en la noche, 

sin preguntas, sin reproches,

con esta misma sonrisa,

sin apuros, sin ninguna prisa....

 

                         (Erick Ludeña)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.