maltez62

PRISION DE LIBERTAD

Encerrado

em una prisión de oscuridad

solo por una pequeña ventana

se podía ver el cielo

en que el sol

solo por poco

entraba al medio día

en un rincón entre las casas

daba una mirada de calor y brillo

iluminando por un ratico

mi rostro,

después quedaban las nubes

para las cuales

extendía mi mano

por entre ese hueco

que se transformaba ahora

en la puerta para iniciar un sueño.

Como la puerta de una iglesia

delante de mis ojos mojados

con lágrimas de inocencia

sin comprender

lo que había sucedido

calientes y felices

por haber encontrado la salida

entraba en un lugar

donde muchos no podían ver

frío como el hielo

donde nace el viento

suspendido como por una ala,

leve como una pluma

que bailaba en el tiempo.

Y allá estaban ellos

todos esos ángeles

que podía imaginar,

libres como yo

que subían y bajaban sin parar

pareciendo

que entendían mi cantar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.