Miguel Angel Chacc

Tarde de playa

Te miro de amor extasiado,
nunca te vi tan hermosa,
jugando con la arena blanca
llenando de risa tu boca.

El sol reflejado en tu pelo, 
fulgurante cual cobre forjado
de brillos tenues te envuelve,
matizando tus ojos soñados.

Saltarina de roca en roca
por ola espumosa mojada,
acariciada por brisa poca
juegas mi bella amada.

Imagen de un sueño alado,
sentir enamorado me hace, 
al ver en tu boca posarse 
un beso de mar salado.

Mis ojos te siguen falderos 
corriendo tras de tu sombra,
mientras escribe mi mano 
llena de afán presurosa.

Jubiloso, mi rima ofrezco 
con aliento apasionado, 
con cada verso que escribo 
te acaricio alborozado.

En cada verso contenida
como filigrana ensortijada,
cual hilván uniendo letras
esta mi alma enredada.

Finalmente mi mano cesa,
cansada del escribir se aleja, 
llena del gozo disfrutado
en esta tarde de playa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.