Rodri Sanchez

LUNA

Luna

siempre tan oportuna,

me ayuda a dormir, me acuna

a la hora de la cena ella desayuna,

fiebre por la noche, ella es vacuna,

como ella no hay ninguna,

me sale todo mal y no me sale una,

no tengo la llave, no tengo cerradura,

no se puede con tanta hermosura,

la veo por las noches al tirar la basura,

dicen que es fria y dura,

que esta a muchos kilometros de altura,

desde aca se ve toda su blancura,

ella esta sola, increible y pura,

a las malas vibras las estornuda,

se muestra tal y como es, desnuda

es la joya de la noche, no hay duda,

da mucho de que hablar para ser muda.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.