Viamontes

Cuentan...

Cuentan que se vio partir

temprano al amanecer

por un sendero de oro

para nunca más volver

 

 

Iba con traje de fe,

con bandera de optimismo,

luchando por un futuro

próspero, para su hijo

 

 

Cuentan que se vio salir

sin nada para comer

y que llevó en su bolsillo

una hoja de papel

 

 

Y si las fuerzas fallaban

por el terrible calor

entonces, leía un poema

de un gran poeta español

 

 

 Los árboles compasivos

sus frutos le regalaban

y las aguas de los ríos

a su alma refrescaban

 

 

Las flores emocionadas

alegraban el camino,

llenándolo de colores

con sus pétalos caídos

 

 

Cuentan que en cada zancada

iba cambiando su historia,

escribiendo con sus pasos

un camino hacia la gloria

 

 

Cuentan que se vio partir

temprano al amanecer

y que un médico del alma

nunca lo dejó temer,

pues aquel papel doblado

a las fieras, espantaba

y sus letras eran luces

que en las noches alumbraban.

Cuentan que no lo pensó,

marchó rumbo a su destino

haciendo honor al cantor,

dejando su corazón

y un beso para su hijo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.