Patricia Aznar Laffont

La Carta de Dios


AVISO DE AUSENCIA DE Patricia Aznar Laffont
Amigos, m3e hacen mucho mal las Fiestas, recuerdos , ausencias...
Nos volveremos a leer después de Año Nuevo.
Felicidades!!!

Cuando tu Ser  solitario y devastado

grite  ya :–Basta! y se ponga en búsqueda de

una luciérnaga que alumbre tu senda

y sientas que todo

es una pesadilla

de negro duelo vencido de tu alma

envejecida por los recovecos de la Suerte,

que  no esquivan,

y que la vieja mano te busca,

y sigue escribiendo versos, por vos,

para desahogarse en la Nada, que te habita,

bajo un cielo opaco y sin estrellas,

 

Y te sientas separado de las miserias

 del Hombre.

Y te sientas ahogado y  sientas

que tu Ser es sólo polvo de cenizas inquietas

en las sombras  que se extienden

 y se vuelven una sola…

 

Y que tus instintos de Muerte

sollozan por darles cauce…

llegará tu Carta de Dios,

y se disolverán tus angustias

de injusticias, de desamor, de maldad;

la carta será cantada con voces de ángeles

que líricamente pondrá  bálsamo celestial

a tus heridas.

 

Las cantos de ángeles,

curarán tu desesperación,

desde las callejuelas grises de tu espíritu,

y el tañir de campanas obsoletas y sordas

de tu Ser vulnerable, mudo y frágil.

 

Tu alma maltrecha y triste, escuchará

la Carta, disfrazada de mil maneras.

Sólo escucha la voz de tu corazón:

Ahí vive Dios!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.