Dulce Esperanza

TU SOMBRA

La sombra de tu alma se esconde

Tras los espejos imprecisos,

Rotos por el tiempo, desfigurados,

Rasgados profundamente

Por millones de segundos muertos.

 

La sombra de tu alma se sumerge

en abismos oceánicos,

misteriosos y profundos

aterradores y silenciosos.

Infinitos en su soledad

De ausencias interminables.

 

La sombra de tu alma se pierde

En el intrincado laberinto

De la noche

Esa que llora inconsolable

Bajo los viejos faroles

Encendidos por una luna inexistente.

 

La sombra de tu alma me persigue

Como silueta de suspiros terrestres

Como huellas apenas perceptibles,

perdidas e invisibles,

En la arena de mi memoria derrotada

Me declaro finalmente vencida.  

Tu sombra no me alcanza

Y la mía… vive escondida  

 

 

 

Comentarios2

  • benchy43

    Hermoso, amiga. Un deleite pasar por tus letras.

    CariƱos.

    Ruben.

  • FHER77

    Que bien... transmite muchas sensaciones. Gracias por compartir



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.