Kleber Exkart

Glacial Limbo

Mi corazón tiembla de frio, aterrador frio

has entrado a mis oscuros aposentos

mi miedo es que hurgues en mis sentimientos

y quieras llenar mi luminar con tu delirio.

 

Mi corazón ya no es mi corazón

lo he prendado a una mujer.

Iré errante tras su sangría luna

buscando el cáliz del poder,

borracho de su vino perderé la razón.

 

Mi corazón es una dura piedra

con la que puedes escribir tu nombre.

Acerca tus labios y bebe la sidra

de los embelesos de este hombre.

 

Mi corazón como estrella fugaz

suelta sus corceles; deambulan

por las praderas de tu cuerpo incapaz

de poder llegar a tus mares que escabullan.

 

Mi corazón rebelde y taciturno

llega hasta ti azorado y acorazado

las millas del tiempo en contubernio

con el amor me han desbastado.

 

Incandescente la luz de tus ojos

abrigan el fuego de tus abrojos. 

Tus abrazos amor mío, me llenarían

de gozo, de alegría y me regocijarían.

 

Seguramente no te has dado ni cuenta

persigo tu mariposa viajera

en cada crisálida que se abre a la luz.

Voy prisionero de tu sonrisa lisonjera

aquella que me das soñolienta.

 

Quisiera mi amor lo aceptes

he vuelto del firmamento

con rosas celestiales y polvos lunares

Estoy de tus besos sediento

a pesar de mi vida de lupanares.

 

Tómame. No me devuelvas al limbo

seré un vagabundo con el amor corroído

serás culpable de mi muerte temprana

por no escuchar, por haber desoído

la declaración de amor que mi corazón desgrana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.