Dixon Calvo Cespedes

La breve historia de las hormigas de mi cuarto.

Sos tan magia, tan poca rutina,
Tan mi café en las mañanas
Tanta vida en mis pupilas,
Tanto y todo
Todo y tanto
Sin resumen,
Que hasta las hormigas de mi cuarto
Se quieren mudar
Para envejecer
En la misma habitación
Con vos...
Mi historia, Bonita.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.