myrnamel

La vida

Corriente subterranea
que arrastra y empuja
siempre hacia adelante
sin volver atras.
Torrente que nos lleva por arenas suaves
Senderos de espinas, 
de piedras y espinas
Nos hunde en el lodo
Nos eleva a montañas que arañan el cielo
Nos mece cual brisa,
acunando el alma , el alma y el cuerpo
y luego agitada nos arrroja al fuego.
A veces es calma o gozo o tormento.
Es la vida
Es bella
a pesar de todo
a pesar de ella.

 

 

Comentarios1

  • Íngrid

    El camino dificultoso, aquel con baches y curvas;
    ¡Es la vidas, señores! Aquella que llega y es arrebatada sin siquiera esperarlo, sin siquiera avisar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.