Jhon Deivy Torres Vidal

OJOS DE NEGRO ESCALOFRÍO.

Tus ojos de murciélago dormido

en una cueva de vientos doloridos

hacen perder mis pies, mis pasos fríos,

cuando, sin otra luz que mis sentidos,

tropezando a desnivel te sigo

para mirar de frente tus abismos,

esos ojos de negro escalofrío

que miran y no miran y yo admiro.

Comentarios1

  • racsonando

    Sigo aprovechando un momento de descanso para beber poesía de exquisita mesa.

    Apretón de manos, caballero.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.