Federico Lanfranco

Todos cargamos la cruz

TODOS CARGAMOS LA CRUZ !!

FEDERICO LANFRANCO

 

Todos cargamos la cruz, en un momento

dado

aunque arrepentido de nuestros

pecados

Yo he encontrado mí cruz tan 

liviana

Que mí corazón atrofiado se dilata,

antes mis ojos calcinados; por torrentes

de quejidos.

 

De miradas mustias y gemidos,

se visten mis pupilas

Esperando llegue un buen día, y se vayan

por la deriva

aquellos malditos pesares.....que hicieron

de mí vida

Una horrible pesadilla.

 

Ante las adversidades de la vida,

encontré mí cruz tan pesada

Cómo una espada atraviesa mí pecho

! Que mí futuro es incierto !

Y el viento atrevido despeina  mís sentimientos

y ondea mí dolor y mí llanto, cómo un papel

volátil

Viajando a la velocidad de la luz,

sin encontrar un horizonte.

 

Suelo caminar ante el sosiego de míradas

ausentes

dónde mis ilusiones se hicieron 

muy breves

y dónde mis recuerdos se hicieron

más pobre

Dónde mis sueños y mis sacrificios

se fueron consumiendo, ante la necesidad,

que opulenta la burocracia.

 

En una noche estrelladas

Alcancé a mirar la luz más brillante

y escribí con tinta de sangre, ante el dolor

y los pesares

Por más oscuro y nublado que sean nuestros

dias

nunca dejaré de mirar a mí alrededores,

pues hay muchos que cargan la cruz más pesada

y se sienten feliz y conforme.

 

Nunca deje de agradecerle al Dios

omnipotente

Por las cosas que pudo ser y no fueron,

aunque estoy embargado en sufrimiento,

no dejó de pensar, cuán grande y pesada,

cargo la cruz, Jesús de Nazaret.

 

No dejó de verme en el espejo

de los demás

nisiquiera por un breve instante

No somos inmunes a las enfermedades

y todos cargamos la cruz

Unos llevan la cruz tan palpable

y otros llevan la cruz tan latente.

 

Derecho Reservado

Federico Lanfranco

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.