fabian alirio astudillo gil

Siempre.

Sobre tus huellas, baño de sol perenne

henchido, el pecho me circunda

hacia ti, revoco mi pensamiento

hablandome, me levantas a diario

invoco tu nombre, amor que me sostienes.

 

En mi alma, anida tus manos

mis oidos escuchan tu circulación

acelerandome los latidos

al dormir me llevas amor mio

nos paseamos en tus cielos.

 

Tus torrentes se arrecian a mi

bañandome de placidez

me pierdo en tus caricias

entonando un tiempo eterno

en que nos amamos.

 

Nombro tu voz aferramdome

para dejar salir esta tristeza

y nutrirme solo de tu risa

donde me pierda definitivo

alli, alli donde me esperas.

te amoooooooo.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.