Caramelo de Ricina

Garganta

desatarte tormentas

y tragarlas

que los restos pendan de mi boca

como estalactitas

que los vestigios de tu entrega se hagan polvo

-de ese que no quiero soplar-

 

tenés más de mí

que mi propio cuerpo

de todos tus nombres

me quedo conmigo

que es quedarme con vos 

y se desnutre el egoísmo 

que me salvaba (de) la vida

 

Comentarios1

  • Jareth Cruz

    Interesante tus poemas eróticos. Me están gustando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.