Lucas Gress

El inmortal entre los muertos II

Susurro, leve arrullo de pestilencia,

y enredados en mierda, río creciente, 

posa la providencia.

 

"No mirarás más allá de las cavernas...

y temerás a quien señala piadoso

omnipotente con su arcaica voz hueca..."

Pensarás en los ciegos ojos del cielo

y en la misericordia de su sordera 

temiendo siempre se desprenda ese velo,

la venda que tú has pintado en sus ojos 

cuando al acecho del pecado te encontrabas

casi acorralado por tus propias promesas...

 

Hípocrita, lector hipócrita

¿cuántos buenos y malos poetas

de tu cabal error deben prometer darte cuenta?

 

Inerte saco de hueso y pieles

de tus lamentos sangrientos

la ceguera se ha vuelto más ciega

 

y esparces tu cadáver en la caverna

regando fétidos gases que contagian

de ceguera sordera y llanto a los reos

que junto a ti se les pudren las cadenas.

 

Sufran los eternos inquilinos

de esta jungla de huesos y llanto

que con las voces del cielo ocultas 

lavan sus culpas como igual se flagelan.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.