Aquí es donde vengo cuando no quiero que nadie me encuentre..

Así de limpio

Se fue como un pajarito,
Le vi por última vez como papel blanco: así de limpio
Sus dientes ya no eran de plata,
Sus ecos van plasmados en mis recuerdos,
Sus manos están dibujadas en las mías
Y por mis venas corre su delirio de hombre
Aquellos sus ojos, no volvieron a mirarme
Yo los veré siempre…

 

 

Papá será mi dich volver a verte algún día 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.