Xabier Abando

Adiós, Esperanza, adiós



Vídeo: Caída del helicóptero que transportaba a Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy.

 

Que ni la gravedad podría contigo
parecía, cuando, junto con Rajoy,
del cielo caíste en aquel autogiro,
estrellándote sin daño, si bien hoy

 

contigo ha podido, al fin, la gravedad...
la de los muy graves -presuntos- delitos 
de esa gentuza que, con tu 'olfatuidad',*
elegiste entre tus chicos favoritos,

 

que tan ranas, como dices, te salieron,
tu buena fe, en apariencia, sorprendiendo,
y en tan grandes corruptelas incurrieron,

 

que hoy deberías, si vergüenza te cabe,
tras dimitir, encerrarte en un convento, 
o en esa finca vuestra en que para el AVE.

 

© Xabier Abando 24/04/2017

 

(*) neologismo, mezcla de 'olfato' y fatuidad, que me atrevo a proponer, por encontrarlo adecuado para casos como este.

Comentarios4

  • Jorge Horacio Richino

    Lo veo más claro en tu poema, aunque algo recuerdo del caso de esta funcionaria que ha ocupado distintos cargos en la política a través de los años y por afiliación al Partido Popular. La que dimitió al que ostentaba ella, como presidente del consejo de la comunidad de Madrid, por escándalos de corrupción en el que cayó detenido su mano derecha Ignacio González González.
    Los políticos son todos unos delincuentes, o , al menos, el 99 % de ellos!
    Con la plata que se habrá robado y ahora está libre y su "secuaz" preso.
    Ocurre igual en Argentina: La ex Presidente Cristina F. de Kirchner, está libre, la dejaron participar en las elecciones parlamentarias, ahora es Senadora, la protegen los fueros, mientras muchos de los que robaban para ella, están presos.
    Mis felicitaciones por este magnífico poema que viene perfecto para seguir desenmascarando a la gente sin escrúpulos ni vergüenza.
    Mis felicitaciones por estas letras y un enorme abrazo para ti!!!

  • Xabier Abando

    Muchas gracias por tu visita y las alabanzas que me dedicas, amigo Jorge. He aquí unas cuantas "ranas" de Esperanza Aguirre: Ignacio González, Alberto López Viejo, Francisco Granados, Lucía Figar, Salvador Victoria, Beltrán Gutiérrez, Jesús Sepúlveda, etc., etc., etc.
    Desgraciadamente esto de la corrupción de los políticos., teóricos servidores públicos, está ampliamente extendido. Recuerdo que estuve en Calafate y me enteré de que Cristina K. tenía allá muchas propiedades, demasiadas para poder ser adquiridas con los emolumentos de los Kirchner durante su vida política. En fin...
    Un abrazo, Jorge.
    Xabier



  • Tokki

    Lo seguro es que tales individuos ven a los demás como un medio para favorecerse sin arrepentimiento ni problemática alguna.
    Preparan con toda su experiencia el próximo gran golpe.

    Un abrazo poeta de la ubicuidad

    • Xabier Abando

      Asi es, Tokki, la política, creo que, más o menos, en todo el mundo.
      Un abrazo, amigo

    • M.G.Ratia

      Se ve que escribiste esa trilogia hace tiempo, si fuese hoy, el caso de Aguirre hubiese pasado inadvertido ante el desastre Cifuentes... Ese desastre es digno de, no un poema, sino de una librería entrera.

      Que vergüenza !!!

      Animo Xabi, algún día, o se arregla esto o no estamos para padecerlo...
      Un abrazo mayúsculo, que me gusta a mí así hoy, ea!

      • Xabier Abando

        Lo escribí hace un año... justo lo que ha durado en sus cargos Cristina Cifuentes, “la Cifu”, su correligionaria y, en cierto modo, sucesora, aunque no inmediata. Lo de ésta, que tenía al parecer la misión de combatir la corrupción en el PP de Madrid, es de traca. El ridículo del caso “Mastergate” no le parecía motivo suficiente para hacerla dimitir y tuvo que serlo el vídeo en que se la ve mangando cremas antiedad en un centro comercial de Eroski. PPaís!
        Muchas gracias, amigo .
        Abrazo mayúsculo.
        Xabier



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.