Nicolás Blanco

Travis

Te encontraste en la rutina
la soledad te hace observar
viste su cuerpo, sus piernas largas al pasar
la quisiste alcanzar
estaba vacío y comenzaste a odiar.

Tu mente cambio, pero eso no basta
debías actuar.

En tu nave amarilla recorriste suburbios
esquivando la mierda de la ciudad
esquinas turbias, infinitas luces
solo te logran marear.

Tu nave amarilla, se mancha de rojo
ya debes actuar.

Tu cuerpo esta listo, lleno de odio
rompiste la pantalla
de eso que mostraba una falsa realidad.

Decidido partiste, pequeña inocente
la querías ayudar
tu odio estalló manchando de rojo todo el lugar
salvaste una vida quizás.

Se cerraron tus ojos, y al despertar
todo vuelve a empezar
tu rutina, tu amarilla soledad
¿Qué has podido cambiar?
tu mente, tus palabras ya actuaron
Quizás eso sea la libertad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.